Fernández, sobre su salud: "Los médicos me pidieron que pare un poco"

El presidente Alberto Fernández afirmó hoy que se encuentra "muy bien" de salud después del cuadro de gastritis erosiva con signos de sangrado que presentó durante la cumbre de G20 en Bali, Indonesia, y contó que se trata de un problema que "arrastra" desde hace varios años y que a su regreso al país se hará estudios "más cuidadosos".

El mandatario reconoció que atravesó "un mal momento que pasó rápido", pero que lo obligó a "restringir la agenda" que tenía prevista cumplir en esta cumbre.

"Fue un mal momento. Tuve un problema estomacal que arrastro desde hace varios años pero que nunca se había manifestado con el sangrado", confió Fernández en declaraciones a Radio 10 desde Indonesia, previo a su regreso al país tras su participación en la cumbre del G20.

El jefe de Estado añadió que ese cuadro "me hizo bajar la presión muchísimo y me obligó a hacer un estudio en el estómago para ver si el sangrado había parado, y por suerte se detuvo rápido".

En ese marco, el Presidente indicó que vivió "un mal momento que retrasó la agenda" y que "los nervios y el estrés tienen que ver también en esto".

"Los médicos me pidieron que pare un poco, así que acoté algunas cosas que tenía, y en mi vuelta haremos estudios más cuidados, pero por lo pronto, la recuperación rápida y ese es un dato tranquilizador", remarcó Fernández.

Además, el jefe de Estado confirmó que la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner lo llamó ayer cuando supo que tuvo un problema de salud.

"Estaba preocupada por mi salud, cosa que agradezco y valoro muchísimo", señaló el Presidente en relación a la exmandataria.

Fernández sufrió un cuadro de gastritis erosiva con signos de sangrado tras el cual su evolución fue favorable, según el parte difundido por la Unidad Médica Presidencial, y firmado por el doctor Federico Saavedra.

Ayer, en el marco de la bienvenida oficial, y tras la recepción se hizo en el lobby del The Apurva Kempinski Bali, el mandatario sufrió un episodio de hipotensión y mareos previo al inicio de la la Cumbre del G20.

Tras ser atendido en el lugar, fue trasladado en una ambulancia al Sanglah General Hospital de Bali, acompañado por el ministro de Salud de Indonesia, Budi Gunadi Sadikin; el médico argentino Manuel Estigarribia, de la Unidad Médica Presidencial; y los secretarios General de la Presidencia, Julio Vitobello; y de Prensa y Comunicación, Gabriela Cerruti.

En ese centro asistencial, le realizaron análisis de sangre y una endoscopia, que determinó el cuadro de gastritis.