Cristina, sobre una eventual candidatura: "Todo en su medida y armoniosamente"

A pesar de toda la expectativa puesta en el gran acto organizado por Cristina Kirchner en La Plata por el Día de la Militancia, la Vicepresidenta terminó su largo discurso sin dar indicios sobre su futuro electoral, aunque dejó varias definiciones en ese sentido que seguro marquen el rumbo de una parte del Frente de Todos de cara a 2023.

Lo más explícito que dijo acerca de una posible candidatura fue cuando la militancia, conformada principalmente por La Cámpora, interrumpió la alocución al grito desaforado de "Cristina presidenta". Allí, luego de dejarlos un rato vitorear, la ex mandataria citó una frase de Juan Domingo Perón y replicó: "Todo en su medida y armoniosamente".

Además, la titular del Senado hizo referencia al atentado en su contra ocurrido a principios de septiembre y ratificó sus críticas contra el comportamiento de la oposición y la investigación judicial: "El pasado 1 de septiembre se quebró aquel pacto democrático: el de respetar la vida. Nada más ni nada menos. Creo que esta sí es obligación de todas las fuerzas políticas volver a reconstruir ese acuerdo, separando al lenguaje del odio. Ningún partido político puede volver a aceptar esto. Sería retroceder a etapas pre democráticas".

En su discurso, la ex mandataria reivindicó sus dos mandatos basándose en la recuperación que tuvo el salario real y su participación en el producto bruto. "Dicen que mi segundo mandato fue malo. Fue malo para los angurrientos, para los que nada les alcanza, pero el salario permitía llegar a fin de mes, ahorrar y vacacionar. No me vengan a decir que hace 70 años que estamos mal", detalló.

"No vengo con reproches para nadie, simplemente a entender qué nos pasó. Ese partido militar que culmina con el advenimiento de la democracia, aquel 30 de octubre, cuando el valor de la democracia, que algunos ponen en duda, es nada menos que el valor de la vida, ese partido militar culminó en la tragedia política, social económica y humanitaria más grande que se recuerde, incluida la derrota en Malvinas", prosiguió CFK en su discurso.

"Los peronistas en ese momento no llegamos a interpretar ese valor democrático de la vida. Es cierto que con la democracia no se pudo ni comer, ni curar, ni educar, pero sí se puede vivir, porque para educarse, comer o trabajar, primero hay que estar vivo" agregó, parafraseando una recordada frase de Raúl Alfonsín.