Aranguren apuntó a los K: "Falla el sistema por falta de inversión­"

En medio de los masivos cortes de luz que afectan a miles de ciudadanos, el ex ministro de Energía y Minería macrista, Juan José Aranguren, reapareció en la escena nacional; cuestionó la política de subsidios y dijo que el gobierno de Cristina Kirchner destruyó el sector energético con el congelamiento de tarifas.­

"Cuando no hay tarifas -osea que los usuarios pagamos un 30% de lo que cuesta la energía- y el subsidio no incluye inversión, evidentemente se deteriora el servicio", dijo el ex funcionario­

Luego del apagón que se vivió este martes en distintos puntos del Area Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) que afectó a unos 700.000 usuarios, Aranguren afirmó que "el sistema eléctrico falla por falta de inversión por el atraso tarifario".­

El ex funcionario, quien estuvo a cargo del descongelamiento de tarifas de energía durante la gestión de Mauricio Macri, cuestionó la política de subsidios del kirchnerismo y remarcó que los cortes de luz dan cuenta de "una falta de inversión".­

En ese sentido, añadió que prueba de ello es lo que pasó en los tres gobiernos kirchneristas desde el 2003 hasta el 2015, "donde destruyeron al sector energético con una política de congelar tarifas en contextos inflacionarios de más de 1000% en ese período".­

"Cuando terminaron esos tres gobiernos pagábamos solo el 15% del costo de la energía. ¿Se puede pretender una calidad del servicio razonable?", cuestionó Aranguren.­

Según su visión, lo que falla para mantener la demanda es el sistema de distribución, porque -según consideró- hay generación de energía. "Estamos repitiendo el mismo problema que habíamos empezado a resolver y que tiene mucho que ver con la falta de institucionalización", dijo, en relación a la intervención de los dos entes reguladores por tercer año consecutivo.­

En ese contexto, Aranguren aseveró: "No hay tarifa más alta que aquella que significa no tener energía eléctrica". Y continuó con su crítica a los subsidios en la tarifa de energía por considerar que los mismos se trasladan a una mayor inflación y consecuentemente a una suba del déficit fiscal.­

"Damos incentivos para que se consuma más", criticó el ex ministro. Y agregó que "existe un agravante de dicha situación que tiene que ver con que se recurre a combustibles líquidos que afectan al medio ambiente".­

Según Aranguren, "va a ser difícil que se solucione el problema de la energía si antes no se reordena la macroeconomía".­