Alperovich fue procesado por "abuso sexual agravado" contra su sobrina

El exgobernador de Tucumán, José Alperovich, quedó procesado este miércoles por presunto "abuso sexual agravado con acceso carnal" en seis oportunidades contra su sobrina y excolaboradora entre 2017 y 2018, en hechos que se cometieron mediante "abuso de poder y autoridad", aseguró en su fallo el juez en lo Criminal Osvaldo Rappa.

"Por sus circunstancias y tiempo de duración le ocasionaron a la víctima un sometimiento sexual ultrajante", dijo el titular del Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional 35 de la ciudad de Buenos Aires en la resolución.

En la causa se investiga el abuso sexual que sufrió la sobrina del exgobernador y exsenador nacional, tanto en la ciudad de Buenos Aires como en Tucumán y en ese contexto, el magistrado enfatizó que debe evaluarse lo ocurrido en el marco de la "perspectiva de género".

Rappa procesó al acusado por supuesto "abuso sexual simple reiterado en tres oportunidades", dos en grado de tentativa y por seis hechos de "abuso sexual agravado por haber sido con acceso carnal".

El magistrado argumentó que hay prueba suficiente para sostener que el delito se cometió "mediando abuso de poder y autoridad".

El magistrado argumentó que hay prueba suficiente para sostener que el delito se cometió "mediando abuso de poder y autoridad" y remarcó que la víctima sufrió un "sometimiento sexual ultrajante", en la resolución en la que fijó además un embargo de 2,5 millones de pesos contra Alperovich, cuyo mandato como senador concluyó el 10 de diciembre pasado.

La víctima "estaba inmersa en un contexto de abuso sexual, intrafamiliar y de acoso laboral por razones de género por parte del imputado, quien valiéndose de la posición de poder que ostentaba, violentó la integridad sexual de la denunciante en al menos nueve oportunidades, causándole un detrimento físico y psíquico", añadió el magistrado en la resolución difundida por el sitio fiscales.gob.ar.

"Basta decir simplemente que la persona para la cual trabajaba no se trataba de un desconocido para la víctima, sino una persona pública con poder político que ostentaba en la Provincia de Tucumán luego de haber sido Gobernador durante tres periodos consecutivos, e integrante de su familia, ­aunque fuese lejano", agregó el juez.